Ciencia para solucionar los grandes problemas de la Humanidad

Los científicos que están detrás de la técnica más precisa para editar el genoma, de la investigación para combatir la malaria o del estudio del impacto del hombre en los ecosistemas figuran entre los galardonados este año con los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, que han sido entregados este jueves en Madrid


ciencia-para-solucionar-los-grandes-problemas-de-la-humanidad
El presidente de la Fundación BBVA, Francisco González (sentado en el centro) rodeado de los premiados. FBBVA

Los científicos que están detrás de la técnica más precisa para editar el genoma, de la investigación para combatir la malaria o del estudio del impacto del hombre en los ecosistemas figuran entre los galardonados este año con los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, que han sido entregados este jueves en Madrid.

Según ha señalado el presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, durante el acto de entrega, "una de las formas de desigualdad de mayores consecuencias es la que deja a amplios sectores de la sociedad al margen del conocimiento" y "los Premios Fronteras reflejan la riqueza de todo lo descubierto". González aboga por "dotar de un mayor estatus a la ciencia como elemento central de la cultura", lo que "permitiría plantar cara de manera eficaz a fanatismos e ideologías excluyentes ya caducadas, pero vigentes en algunos sectores de la población, a intereses espurios de lobbies o simplemente a la cotidiana invasión de mensajes y contenidos que, deliberadamente o no, alimentan actitudes y comportamientos de espaldas, cuando no contrarios al mejor conocimiento y evidencia".

Cada una de las ocho categorías de los Premios Fronteras, fundados en 2008, está dotada con 400.000 euros. Los biólogos Emmanuelle Charpentier, Jennifer Doudna y Francisco Martínez Mojica fueron reconocidos con el premio de Biomedicina por desarrollar CRISPR, la técnica de edición genómica más eficiente y precisa. Durante su discurso, Mojica ha advertido de las consecuencias de limitar la financiación de la investigación básica, como están haciendo muchos países: "CRISPR es el resultado de una búsqueda de conocimiento que proporciona instrumentos para retroalimentar el conocimiento. Como efecto secundario, este bucle abre nuevos caminos para abordar, y quizá resolver, cuestiones tan cruciales como el tratamiento y la prevención de enfermedades incurables", ha afirmado durante el acto de entrega, al que ha asistido la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela.

El premio de Cooperación al Desarrollo recayó en los investigadores biomédicos Pedro Alonso y Peter Myler, por lograr avances clave contra enfermedades como la malaria, que afectan a millones de personas cada año y que Alonso no ha dudado en considerar como "uno de los mayores asesinos de la humanidad". "Las enfermedades parasitarias son los principales contribuyentes a la inaceptable carga de enfermedad y muerte que atrapa a la población de gran parte del mundo en un círculo vicioso de pobreza y miseria, un gran obstáculo al desarrollo económico", ha afirmado Alonso, que considera "inaceptable el hecho de que tu lugar de nacimiento determine tus oportunidades de tener una vida productiva y saludable".

Las investigaciones relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático acaparan dos de los ocho premios. Por un lado los ecólogos Gene E. Likens y Marten Scheffer recibieron el premio de Ecología y Biología de la Conservación por descubrir que la acción humana puede alterar los ecosistemas de forma drástica e irreversible. "El trabajo que desarrollamos realmente importa a la sociedad. Los humanos, como todas las demás especies, dependemos en última instancia de los servicios que proporciona nuestro ecosistema: aire, tierra y agua limpios y alimentos nutritivos", han señalado.

Por otra parte, los climatólogos Syukuro Manabe y James Hansen, autores de los primeros modelos computacionales del clima, que predijeron el calentamiento global producto de las emisiones de CO2, fueron reconocidos con el premio de Cambio Climático. "Si no se consigue reducir drásticamente las emisiones de gases invernadero, es probable que el calentamiento global tenga un impacto de gran alcance en nuestro planeta durante los próximos siglos", han declarado.

Los matemáticos David Cox y Bradley Efron se hicieron con el de Ciencias Básicas por desarrollar herramientas estadísticas esenciales para el avance de la ciencia moderna. "Hemos trabajado en la estadística un total que entre los dos supera con creces los 120 años, y los dos conservamos intacta toda nuestra pasión por este campo", ha asegurado David Cox.

El galardón de Tecnologías de la Información y la Comunicación fue para el científico de la computación Geoffrey Hinton por impulsar la Inteligencia Artificial creando programas capaces de aprender por sí mismos. "Pienso que la moraleja de mi carrera es sencilla: hazte con excelentes alumnos de postgrado", ha señalado después de elogiar "el enorme talento" de los estudiantes con los que ha trabajado.

Por último, el premio de Economía fue para Daron Acemoglu, mientras que el de Música Contemporánea recayó en la compositora Sofia Gubaidulina.

Más información

Contacta con nosotros

Si tienes cualquier duda, o quieres consultarnos algo ¡Te lo ponemos fácil!
Ponemos a tu alcance el siguiente formulario para que nos preguntes todo lo que te interese saber