La UE apuesta por Granada para competir contra Japón como sede del proyecto IFMIF DONES

La candidatura española no descarta que finalmente se construyan dos infraestructuras, una en Europa y otra en Asia


la-ue-apuesta-por-granada-para-competir-contra-japon-como-sede-del-proyecto-ifmif-dones

Granada y la ciudad croata de Moslavacka Gora Hill eran las dos candidatas de la Unión Europea a acoger el IFMIF DONES, una gran infraestructura científica fundamental para el éxito del ITER, el proyecto que se construye ahora en Francia y cuyo objetivo es la búsqueda de una nueva fuente de energía. Fusión for Energy, la entidad en la que la UE delega el análisis técnico y la selección de su mejor candidata, ha decidido que sea Granada la ciudad que, por Europa, aspire a acoger el acelerador de partículas IFMIF DONES.

La comisión evaluadora de Fusion for Energy ha visitado y evaluado las dos sedes, la española y la croata, y ha considerado que la granadina “cumple con todos los requisitos, los apoyos necesarios y el emplazamiento cuenta con características únicas y una completa operatividad que permitiría comenzar los trabajos de construcción de inmediato”, según ha explicado el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en un comunicado.

En la siguiente y última fase del proceso, queda por dilucidar si esa gran infraestructura se construirá en Granada o en Japón, el otro contendiente. De todas maneras, Carlos Alejaldre, responsable científico de la candidatura española del IFMIF DONES, explica que “en estos casos, al final todas las partes consiguen alguna victoria. De hecho, los países que participan en el programa mundial de fusión deben aún decidir si un solo acelerador es suficiente o se requieren dos”. Así, Alejaldre abre la puerta a que, finalmente, pudiera construirse un acelerador IFMIF DONES en Granada y otro en Japón.

La puesta en pie de este acelerador en Granada supondría una inversión inicial de 400 millones de euros para su construcción y, posteriormente, unos 50 millones de euros anuales de mantenimiento. El proyecto tiene previsto una vigencia de 40 años. La Junta de Andalucía y el Gobierno central se han comprometido a invertir 200 de esos 400 millones. La Unión Europea y el resto de países que participan en el proyecto completarán la inversión inicial necesaria.

Ahí está el próximo objetivo de la candidatura. Asegurar la parte del presupuesto que debe llegar de fuera de España. Enrique Herrera, vicerrector de Investigación de la Universidad de Granada (UGR), institución muy involucrada en proyecto desde su primer momento, reconoce que “2018 se presenta como un año fundamental. Hemos conseguido el apoyo técnico de la Comisión Europea pero nos queda por delante conseguir el compromiso financiero definitivo”.

La UGR, no obstante, quiere que los investigadores involucrados en la fusión nuclear, de cualquier parte del mundo, asocien Granada al proyecto IFMIF DONES lo antes posible. Herrera anuncia que en los próximos meses la UGR reunirá a investigadores de todo el mundo en la ciudad “para un workshop sobre proyectos que posteriormente se puedan llevar a cabo en el IFMIF”. En breve también, anuncia, “contactaremos con el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) para poner en marcha una unidad mixta CIEMAT-UGR que pueda comenzar a trabajar en este ámbito lo antes posible”.

El IFMIF DONES es un elemento complementario pero fundamental para completar con éxito las investigaciones de ITER, un programa cuyo objetivo último es producir reactores comerciales de fusión nuclear capaces de generar, de modo masivo y constante, lo que los científicos consideran una energía limpia y no contaminante. La instalación que, de ganar, se instalaría en Granada es un acelerador de partículas que tiene por objeto desarrollar y probar los materiales capaces de soportar temperaturas de centenares de millones de grados centígrados que puedan ser usados en esos reactores. Sin estos materiales, el ITER que se construye en el sur de Francia no podría trabajar posteriormente.

Energía limpia y constante

El proyecto ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor) está participado por Europa, Estados Unidos, Japón, Rusia, China, Corea del Sur e India y pretende, mediante la fusión nuclear, generar una gran cantidad de energía. Pero tiene una limitación, en este momento solo podría generarla durante un tiempo limitado. El complemento necesario a ITER es DONES, un reactor demo (DEMO-Orientes Neutron Source) que debe concluir en ese reactor definitivo que produzca energía limpia de modo ilimitado y constante, que se pueda reproducir fácilmente y que resulte comercializable.

Para llegar a ello, DONES incluye dos subprogramas: el IFMIF, al que Granada aspira, que investiga los materiales aptos para ello, y el EVEDA, que se encarga de la investigación de la ingeniería que requieren estas instalaciones. Finalmente, cuando materiales e ingeniería se ajusten a lo que se requiere, pasarán a integrar el primer reactor de fusión nuclear comercializable, que se llamará DEMO, que debería proveer al mundo de energía verde y constante.

Más información

Contacta con nosotros

Si tienes cualquier duda, o quieres consultarnos algo ¡Te lo ponemos fácil!
Ponemos a tu alcance el siguiente formulario para que nos preguntes todo lo que te interese saber